“Arroyo Vida es el primer proyecto de viviendas con recuperador de calor en Arroyo de la Encomienda”

  • Una promoción que se ha adelantado a la implantación por normativa de los nuevos sistemas de ventilación que demanda el COVID
  • El estudio de arquitectura vallisoletano AYRe ha sido el encargo de diseñar la promoción ‘Arroyo Vida’

Luis Miguel Pérez Salamanca, y Beatriz y Esther López Hernández son los tres arquitectos que forman AYRe, el estudio vallisoletano que ha diseñado la promoción ‘Arroyo Vida’, la primera que cuenta con un recuperador de calor en Arroyo de la Encomienda’. Su trabajo, siempre atento a la eficiencia energética, se orienta tanto a la realización de obra nueva como a la rehabilitación, entre las que destaca la del Palacio de Santa Cruz de Valladolid.

Su proyecto ‘Arroyo Vida’ es innovador, ya que reúne un gran número de las características que los compradores han comenzado a demandar a raíz de la crisis sanitaria de la COVID-19, como la ventilación constante de las estancias. La promoción cuenta con un recuperador de calor, “una ventilación mecánica que recupera y renueva el aire de la vivienda, mezclándolo con el exterior”, como señala Luis Miguel Pérez. ‘Arroyo Vida’ es el primer proyecto en Arroyo de la Encomienda que cuenta con este sistema, que a partir de ahora será obligatorio debido a la reciente modificación del código técnico. “Aunque la COVID ha acelerado su implantación por normativa de este recuperador de calor, nosotros nos hemos adelantado a ese cambio del código”, explica el arquitecto vallisoletano.

Las terrazas, que son sin duda los elementos más demandados en la actualidad a la hora de comprar un piso, son las grandes protagonistas de ‘Arroyo Vida’. “Ahora se valoran como un espacio que es exterior pero está incorporado a la vivienda, y además es privado”, afirma Luis Miguel Pérez. Este uso como una estancia más del piso es posible gracias al amplio tamaño y a la forma cuadrangular que presentan las terrazas de la promoción. Como señala el arquitecto vallisoletano, “tradicionalmente se han construido más balcones, con una profundidad que no permitía una utilidad real; nosotros hemos buscado crear un espacio más de la vivienda, pero exterior”.

Pero la COVID no solamente ha incidido en la búsqueda de una buena ventilación y de espacios exteriores privados, sino que el teletrabajo ha vivido un gran crecimiento desde la declaración del primer estado de alarma en marzo de 2020. El estudio AYRe ha tenido en cuenta esta necesidad de un espacio para trabajar en su diseño de las viviendas de tres habitaciones de ‘Arroyo Vida’: “Hemos intentado que al menos una estancia esté vinculada directamente con la zona de día, para que pueda servir indistintamente como despacho o como dormitorio”.

De igual manera, el mayor tiempo de estancia en las casas debido a la crisis sanitaria ha generado unas necesidades del uso de los espacios diferentes a las tradicionales. Así, una de las tendencias es la quitar un tabique e integrar la cocina con el salón mediante una meseta o isla. “En ‘Arroyo Vida’ existe esta opción en tres de los tipos de viviendas que presentamos, ya que se trata de una tendencia buscada por jóvenes compradores”, aclara Luis Miguel Pérez. 

Eficiencia energética

Uno de los mayores atractivos de ‘Arroyo Vida’ es que ha obtenido la calificación AA en fase de proyecto, la máxima permitida. Como señala el arquitecto del estudio AYRe, esta certificación se ha conseguido gracias al sistema de calefacción por aerotermia y a la mejora de la envolvente, formada por las carpinterías, los vidrios y las cubiertas. “Las prestaciones de la bomba aerotérmica son mayores que las que se exigían en el momento de obtener la calificación, por lo que la calidad está asegurada”, puntualiza Luis Miguel Pérez.

Todas las características del proyecto proporcionan por tanto un gran ahorro energético y bajas emisiones contaminantes. “La aerotermia no emite CO2 y la gran calidad de la envolvente hace que se disipe menos calor y así se consuma menos energía y, por tanto, se emite menos CO2”, concluye el arquitecto vallisoletano.

2 comentarios
  1. Ana y Jorge
    Ana y Jorge Dice:

    Buenos días,
    Valladolid es zona climática D2, con las bajas temperaturas que alcanzamos en invierno me cuestiono la capacidad de la aerotermia por sí sola para alcanzar el confort de temperatura tanto para ACS como para climatización ¿es capaz el sistema de garantizar dicho confort con (-7ºC) en el exterior?.
    Llevamos bastante tiempo buscando vivienda nueva y otras promociones incluyen caldera central de gas para apoyo de la aerotermia, es cierto que dichas promociones no cuentan con recuperador de calor.
    Otra duda que nos surge es si el recuperador de calor generará ruidos en el interior de la vivienda o comunicación de ruidos entre estancias al estar estas comunicadas por las conducciones, también el impacto estético de las rejillas que deben colocarse en las estancias ya que en las infografías no aparecen.
    Gracias.

    Responder
    • CypBrizuela
      CypBrizuela Dice:

      Buenos días,

      La máquina está preparada para trabajar hasta -20º.

      El tema de la caldera de gas de apoyo deriva seguramente de un proyecto más antiguo. Con la entrada en vigor del nuevo código técnico se ha mejorado mucho la eficiencia de las máquinas para conseguir lograr un funcionamiento autónomo y además poder conseguir la calificación AA, como es el caso de ‘Arroyo Vida’.

      Si la instalación está correctamente ejecutada no tiene por qué haber más ruido del debido, que no pasa de un pequeño zumbido prácticamente inapreciable. En cuanto al impacto estético, son unos difusores blancos cuadrados de 20×20 con salidas laterales que se colocan en el techo quedando prácticamente mimetizados con la pintura blanca del mismo.

      Saludos

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.